mi hermano del alma

foto89.jpg

Cuadro de Toni Batlles (2005)

Hace unos días viví una de esas jornadas aciagas, llenas de dudas, de dolores y penas. Supongo que a menudo la vida me supera, no en vano, no dejo de ser un ser humano, poco más o menos. Pretendo afirmar aquello en lo que creo, y suelo ser más frágil que vehemente, menos duro que sentimental. De todas maneras no son mis estados de ánimo o lo que los provoca lo importante, sino la existencia de un hermano mágico, que es tan mágico como hermano; una cara de la misma moneda, un espejo en el que se refleja mi alma -a veces hasta la del mundo- un universo por el que suelo navegar de tanto en tanto a la espera de que surja alguna respuesta. Mi querido Daniel tiene el don de la risa, es quizá por eso que algunos lo toman por frívolo, y puede que incluso por simplón, pero es pura fachada, la de los payasos que ocultan sus lágrimas, la de los locos que ven unos metros más allá, la de los lúcidos que saben que decir la verdad hace que se afilen los dientes de los mentirosos. A veces, cuando lo miro, lo que me queda es la furia de que no sea él quien dicte las normas de cuanto me rodea, más que nada porque su inteligencia, cuando logra desterrar la pulsión de su falta de voluntad, parece un volcán de decisión, un mar de argumentos, un fantástico paraíso de ideas en un mundo que esconde marionetas tras las luces que deslumbran. Él vive en otros lugares hermosos y terribles, y cuando desciende de sus alturas suele entonar canciones de amor, frunce el ceño y baila desnudo bajo la luna. Ese es mi hermano del alma, y mi otra hermana de las estrellas también lo sabe, aunque a veces debamos combatir con encono aquello que provoca en él extraños arrebatos de vacío, lagrimas silenciosas, risas vacías. Y ese hermano del alma, que apenas sabe manejar el e-mail, quiso decirme algo al ver mi naufragio; estas fueron sus palabras…

DESDE NINGUNA PARTE

Hoy sí tendrás que escucharme,
y lo vas hacer sin tener que mirarme;
estoy como estoy, ya sabes cómo encontrarme
cuando quieres ir a ninguna parte.

Hoy sí vas a tener que escucharme,
y me vas a oír a lo grande,
cada día mas desorientado
me parezco a ti sólo en lo malo.
Estés como estés ya sabes cuidarte,
yo prefiero ir a ninguna parte,
esté donde esté sabrás como buscarme
cuando quieras venir a ninguna parte.

Hoy sí vas a tener que aguantarme,
no me sentirás alejarme
cada día más desordenado.
Al contrario que tú, dentro de lo malo,
esté como esté ya sabré encontrarme:
yo me quedo aquí, en ninguna parte,
estés donde estés sabrás como arreglarte
cuando tengas que ir a ninguna parte.

 

Poema de Daniel Ariño sobre canción de Amaro Ferreiro

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. azularena dice:

    Impresionante.

    Gracias y a un fuerte abrazo; Desde la distancia pero con el calor y la fuerza que, pesar de los kilometros, nos mantiene unidos en el tiempo.

  2. Ignatius J Reilly dice:

    Hola,
    Que bonito lo que dices de tu amigo. Yo tambien tengo un amigo y una amiga del alma. Con el primero comparti todos los momentos importantes de esa etapa absolutamente definitoria que para mi y me imagino para todos, fue la adolescencia. No particularmente buena, pero si fundamental. Comparti (aparte de risas, ironia y un carinyo complice) literatura, pintura y musica, mucha de la cual me hace ahora sonreir al verla en tus “paginas”. Ahora hablamos menos pero seguimos teniendo el corazon en el mismo sitio, en algun lugar de ninguna parte. Con mi amiga hablo casi todos los dias, pero al contrario que mi amigo, ella tiene el corazon muy presente, como siempre la siento. Inmediata, desesperante, con la impaciencia de querer que todo el mundo que ella quiere se sienta querido, con la determinacion de convertir algo abstruso como lo que ella hace, en ciencia. A ella la conoces, a traves de azularena, y por ella te leo. No muy a menudo, es cierto, pero siempre que quiero encontrar un punto de referencia, un recuerdo. Tienes un gusto exquisito, una prosa preciosa y una poesia que, por mi ignorancia, a veces me gusta mas y otras menos. Enhorabuena y gracias.

  3. jimarino dice:

    Gracias por tus comentarios y por esa historia. Es verdad que tienes suerte con ella, y eso que la conozco menos de lo que querría, pero bueno, a la gente así se la distingue de lejos, y aún me queda mucho tiempo para sentirla como tú la sientes. No te preocupes por la poesía. Al margen de ser mala o buena, hay excelente poesía que no te llega y poesía mediocre que, sin embargo, te emociona; no hay ignorantes en poesía, te lo aseguro, sólo lectores curiosos que buscan otros sentidos a las palabras para entenderse mejor a sí mismos o cuanto les rodea.
    Espero que tus gustos culturales de la adolescencia perduren; la vida sería bastante más horrenda sin libros, música o arte, y, al fin y al cabo, les daríamos la razón a los que dicen que las cosas son como son, o a esos resignados que ironizan sobre levedad y alardean de ignorancia con encono; les dejaríamos a los amargados y a los tristes que nos dominasen con su gris, o perderíamos esa mirada renovada que asoma a veces entre las notas de una hermosa canción, en un párrafo cualquiera de un libro, en un verso que habla de nosotros o de algo que conocemos, en un rincón en el que amamos a alguien porque así debe ser y nos hace feliz hacerlo hasta perder la cabeza.
    ¿Sabes lo que me dijo mi abuelo un día? Que la dictadura le había quitado sus sueños de poeta, también la ilusión de un mundo diferente, incluso el fruto de su trabajo y la sensación de que éste era su país, pero lo que nunca pudo arrancarle fue la esperanza, y según contaba riendo a carcajadas, su esperanza estaba llena de seres a los que amaba, de libros y de música, y el fragor era tan ensordecedor que no le llegaba, mas que de vez en cuando, la miseria de afuera.
    Un besazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s