Poetas

POETAS

a W.H.Auden

________________________________


 

Los principes de estos lugares han perdido su corona.

Ahora yacen entre la bruma

de las tumbas, cubiertos

de ceniza negra;

ahora duermen siestas

y extienden la mano para cobrar a fin de mes.

A veces sonríen

entre las suaves colinas

y lloran al caer el sol.

Lo perdieron todo, pero en el fondo,

los lunes por la mañana

en el trafico de humo

y vapor,

ellos saben que fueron príncipes,

que la sangre azul nunca

deja de fluir por sus venas

aunque se duerman en los laureles

y el tiempo les diga que perdieron sus coronas.

Copyright Jimarino

12 Comentarios Agrega el tuyo

  1. anbeccari dice:

    El poema me ha hecho pensar en muchas cosas. Llevo algún tiempo entrando y saliendo de Los perros de la lluvia con un interés ávido. A veces es amor, otras ironía y derrota, pero casi siempre surge esa esperanza que me suele recomponer.
    “Los príncipes de estos lugares han perdido su corona”… sólo con ese verso podría escribir una novela

    Hasta pronto

    1. jimarino dice:

      Anbecari,
      Muchas gracias por el comentario y las palabras de ánimo. A menudo todo es un vacío extraño. Que el poema te haya hecho pensar satisface la intención que tuve al escribirlo. Hace aproximadamente medio año leí las obras completas de W.H.Auden. Había leído poemas sueltos y algún libro parcial de su extensa obra. Fue un viaje alucinante hacía una poesía magnífica, rara en nuestra lengua, quizá debido a la propia estructura del inglés. El resultado de aquellas lecturas fueron cuatro poemas. El primer era éste. En el fondo unos versos muy ingleses. Sobre lo de escribir una novela, hazlo, ojalá tuviera yo algo más de tiempo para poder dedicarme a ello. Si empiezas no dudes en mandarme alguna página…

      Un saludo.

  2. Jorge Ros dice:

    Estimado Jimarino; como poeta, o eso quise creer hace mucho, no sé si cabrearme contigo o darte un abrazo. Es como si Poetas me hubiera puesto los pies en la tierra y a la vez me otorgara toda la dignidad que necesito para continuar escribiendo versos. Ausente el lirismo, el sentido me afecta mucho más. Es como una bomba de relojería en medio del sinfín de palabrería y vanidad. Detrás “la sangre azul que no deja de fluir por sus venas”, y ante el gesto aristrocrático y vanidoso “aunque se duerman en sus laureles”…

    Es un poema para poetas, o al menos eso creo…

    Un saludo.

    1. jimarino dice:

      Jorge,
      Supongo que esa fue la intención del poema. Poetas que creen tener corona mientras hace tiempo que se durmieron en sus laureles; poetas silenciosos que ya no tienen orgullo pero a veces sienten esa sangre azul de la vieja aristocracia literaria que corre por sus venas; poetas sin nombre, o poetas tan nombrados que apenas importa su obra; poetas que se creen los dueños del paisaje; poetas malos y buenos, insinceros, sinceros, brillantes y sensibleros, poetas líricos; poetas oscuros llenos de miedo; poetas vengativos, que los he conocido a puñados; poetas jefecillos del cotarro y poetas pedigüeños, poetas salvajes y poetas malditos, poetas funcionarios y poetas obreros, todo ellos poetas… que hace demasiado tiempo que perdieron sus coronas como para creerse tan grandiosos… también poetas maravillosos que siempre ofrecen luz, poetas modestos que construyen desde el barro … todo eso es Poetas, un homenaje a la inglesa a todos los poetas, a si Auden, …
      Espero que no te cabrees; con lo que no me atrevo a ironizar es con la poesía…

      Un abrazo

  3. HiLvAnEs dice:

    Decía Jardiel Poncela en Amor se escribe sin H

    “Y desde entonces, cuando oigo decir a una mujer que es muy romántica, le compro un tomo de poesías y subo a un “taxi”, procurando que ella se quede en la acera”

    Si llega Jardiel a comprar las obras de Auden o descubrir al poeta jimarino, es él quien no sube al taxi…

    Bromas aparte…de Auden he leído poemas sueltos, para la poesía soy como una mariposa y normalmente siempre es la generación del ´27.

    Su poema…SOBERBIO…

    1. jimarino dice:

      Querido Hilaves,
      El usted me envejece, pero me alegra verte de nuevo por Los perros de la lluvia. Es verdad que el poema tiene poco que ver con cierta poesía de moda en la época de Jardiel Poncela; esa poesía sensiblera, mala en abundancia, que tanto daño hizo a la poesía auténtica. Nos queda María Zambrano y un puñado de extraordinarios poetas en todas las lenguas para desmitificar esa asociación entre lirismo empalagoso y el sentido poético. Que no subas al taxi a solas después de leer Poetas, compensa el bochorno de escribir algunos versos de los que acumulo con las mejillas enrojecidas. Que le vamos a hacer; como decía una buena poetisa amiga mía, en el fondo no soy un poeta, sino un escritor silencioso que a veces siente la debilidad de escribir un poema.
      Es verdad que la poesía pertenece a su lengua, y que cualquier traducción desvirtúa esa relación. Es la única dificultad de Auden, aunque hay una excelente, aunque algo cara, edición de Galaxía Guttemberg bilingüe, como en verdad debe editarse la poesía en otra lengua; su traducción y sus palabras originales y su estructura propia al lado, para comparar y curiosear, para entender la forma del poema. La generación del 27 revolucionó las técnicas poéticas en lengua española, pero siempre me pareció en general demasiado preocupada por lo estético, por supuesto magnífica en casi todos los casos. Quizá El poeta en Nueva York de Lorca, o La realidad y el deseo, la antología que se editó con la mayor parte de la obra poética de Cernuda, me hicieron percibir que el 27 fue un periodo grande -la inteligencia estaba aquí, en este país-, y que su cercanía era muy superior a mi escepticismo lleno de prejuicios. Quizá eran unos padres demasiado grande, demasiado terribles para aquel que leyó muchas de sus obras a los diecisiete y dieciocho años convencido de ser un poeta a punto de ser coronado. Hoy en día me duermo en los laureles, y cuando unos versos surgen de repente, aunque no se lo crea mi amiga poetisa, siento la sangre azul de todo ellos, la mía que corre algo imperfecta, la suave melancolía alegre de un reino exterminado.
      De nuevo agradecido por el comentario; Poetas es un texto que me consuela, como compartirlo contigo…

      Un abrazo muy fuerte.

  4. El primer verso es, como diría Roberto Arlt, un golpe en el plexo solar. De qué modo tan hermoso y a la vez terrible describes la doble realidad del poeta; la de aquel que lo es pese a sí mismo. De ese poeta que alguna vez creyó que la corona era suya y se emborrachó de vanidad hasta que vio que sus días eran los del doméstico sobrevivir y comprendió que la corona era el instante en que el poema atraviesa su alma. Un abrazo

    1. jimarino dice:

      Querido Antonio
      Coincidió tu comentario con la finalización de El mal de Q. Tus cuentos me llenaron de una extraña dicha. Es una lástima que tengas tanta obra a tus espaldas, como voy comprobando cada vez que me encuentro por casualidad contigo últimamente, porque si no hubiera sentido el vértigo de descubrir algo nuevo, eso tan especial que nos sucede a los lectores cuando nos parece que unas palabras están ahí para hacerse nuestras y compartirlas con los otros embriagados por la sensación de que las impresiones propias son las que han descubierto esos rituales literarios. Son excelentes, prácticamente todos, y el practicamente se debe a lo poco de lo subjetivo, al gusto. Espero no tardar en enviarte un correo porque me he quedado impresionado. Luego vi tu blog poético, tu historial literario acumulado, la belleza de los textos, las lecturas, algunas de las entrevistas que aparecen colgadas y me sentí cohibido. Me siento muy honrado y satisfecho de que seas visitante de Los perros de la lluvia con toda esa trayectoria de escritor -y de ser humano- a tus espaldas.
      Siempre he tenido una extraña relación de cercanía con la dictadura argentina y chilena, y eso que cuando ambas ocurrieron yo tenia seis o siete años, un raro temor a esas formas de brutalidad y exterminio tan cercanas, recientes y en nuestra lengua. En fin, me impresionaron tus vivencias en una de las entrevistas colgadas en el blog, y cobró una intensidad mayor si cabe La reivención de Morel, uno de los mejores cuentos que he leído en mucho tiempo. Terrible.
      Sobre tu comentario a Poetas creo sinceramente que es mejor que los versos que escribí. Saber que has comprendido su intención, y que encima has escrito esas frases sobre la doble realidad del poeta, su verdadero sustrato, me llena de sentido. Quizá haya sido un pequeño instante en el que noté -algo tan raro casi siempre- esa corona perdida…
      Un abrazo muy fuerte

  5. vanesa dice:

    Hola Juan, que tal? nos ha gustado muchísimo tu página. Hace tiempo que queríamos entrar, nos parece muy interesante el rollo de la web.

    Dentro de poco tendremos sacado el disco de Fragmatic, en el que la letra de uno de los temas lo has escrito tú. Se titula “miniaturas de grandeza”, como el poema que escribiste. Esperamos lo puedas escuchar en un par de semanitas…

    Desde Castellón te enviamos un abrazo enorme, nos acordamos de tí, ya que eres una persona que nos ha dejado huella.

    Besos a Mateo, chebe, a los gatos y por supuesto a tí.

    Vanesa y Mario.

    1. jimarino dice:

      Me alegro que os guste…
      ¿Como anda todo por esa ciudad nueva? Espero que estéis bien. Supongo que me enviaréis un ejemplar del disco. Tengo mucha curiosidad por ver como ha quedado una canción de Fragmatic con mis versos. Dale a Mariete muchos besos, que tal y como están las cosas los debe necesitar. Hay que resistir, amigos… sin dejar de pretender la alegría, por supuesto. Todo tiene un límite y la vida, en el fondo, es menos complicada de lo que parece
      Un besazo.

  6. Luzdeana dice:

    Sólo para que sepas que paso, que me has conmovido con este poema sobre poetas. Que me hiciste volver a leer otros posteos que subiste sobre Auden y que es una maravilla poder acceder a blogs como el tuyo, del que aprendo todo el tiempo.
    Un beso agradecido.

    1. jimarino dice:

      Luzdeana,
      Una vez más gracias por el comentario y por haber leído el poema. Poetas es un poema muy pensado a pesar de su brevedad. No está hecho para conmover, pero sí tiene algo conmovedor en su seno. Pienso que es esa extrañeza que embarga a la gente lúcida ante la incongruencia del mundo, y si a eso le añades la condición de poeta, con toda la gloria pasada y su sentido mágico intacto, lo que queda es una rara melancolía, una sensación de inutilidad, de nostalgia irónica.
      Me alegra que te guste y te emocione. Es un placer tenerte en Los perros de la lluvia.
      Por cierto, estuve leyendo algunos de tus poemas y me parecieron magníficos…
      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s