leonard cohen-enrique morente

LEONARD COHEN -ENRIQUE MORENTE (OMEGA)

Leonard Cohen y Enrique Morente se encontraron por primera vez en Madrid, gracias al poeta Alberto Manzano. En realidad ya les unía sin saberlo su pasión por Lorca, y Alberto se había empeñado en que Morente se interesara por un proyecto que deseba regalarle a Leonard Cohen el día de su sesenta cumpleaños. La idea era adaptar algunas de las canciones míticas del canadiense, y preparar otras con algunos de los poemas que Lorca escribió en Poeta en Nueva York, su libro favorito.
Fue un encuentro de almas afines, a pesar de que no pudieron hablar mucho (Cohen apenas sabía español, y Morente chapurreaba a lo sumo tres o cuatro frases en inglés). Aún así el entendimiento fue profundo y entre traducciones y silencios -ambos, según Alberto Manzano, son muy tímidos- lograron comunicarse, hasta el punto de que Morente debió captar la esencia de este elegante músico y poeta, admirado por varias generaciones de amantes de la música y reconocido ampliamente por sus propios colegas de profesión a tenor de los númerosos homenajes que le han otorgado.
El disco no llegó a a tiempo para el sesenta cumpleaños de Cohen como hubiese querido Alberto Manzano. En 1996 Morente se reunía con una banda inclasificable como era Lagartija Nick, quienes, a pesar de ser del sur, tenían inquietudes musicales que entroncaban más con Sonic Youth y la vanguardía newyorkina que con el flamenco. Aún así, Morente se atrevió a probar suerte; la mezcla de ambas posturas -él, uno de los mejores cantantes flamencos de los últimos veinte años, con permiso de Camarón- y esos rockeros de vanguardia, con un estilo apocalíptico y oscuro, podía llegar a ser un experimento interesante. Antonio Arias, ex miembro de los ilustrísimos 091, padres del pop-rock español, y fundador de Lagartija Nick, contó cientos veces que Morente manejaba de un modo inaudito los materiales que se disponían a grabar, que lejos de ser un cantante de flamenco sin más, sus conocimientos musicales eran notables y variados, y no sólo midió los excesos de Lagartija Nick, sino que convirtió su fuerza en una mezcla explosiva al entrelazarla con su propia voz.
Omega vio la luz en el año 1996, con piezas de una belleza intensa como Pequeño Vals vienes, basada en la canción de Cohen Take this Walz, la maravillosa Aleluya, o ese impresionante alarde de la Aurora de Nueva york. Una obra maestra, en la que Morente no sólo se rodeó de Lagartija Nick, sino de alguno músicos flamencos extraordinarios que dieron el contrapunto necesario a las descargas eléctricas del grupo granadino; Vicente Amigo, Tomatito, Estrella Morente, El Paquete, Juan Manuel Cañizares, Miguel Angel Cortes, Montoyita e Isidro Muñoz. Fue publicado por una pequeña editorial, El Europeo, y para sorpresa de Morente y Lagartija Nick pasó desapercibido. Ellos estaban seguros de haber fraguado una auténtica revolución, y a su alrededor sólo hubo silencio y las quejas irremediables de los puristas.
La leyenda que rezaba en la carátula no podía ser más explícita: Morente y Lagartija Nick (más todos los invitados de lujo) cantando a Federico García Lorca y a Leonard Cohen.
Alberto Manzano envió el disco a Cohen y esté se quedó impresionado, asombrado del inmenso talento de Morente, emocionado por las versiones de sus canciones, por esa voz hermosa y desgarrada que recitaba cada estrofa, cada verso, por la música fascinante y original que contenía aquel presente. Desde entonces, hasta el pasado mes de Julio en Benicassim, no se volvieron a ver, pero Leonard Cohen siguió reuniendo entre sus tesoros los discos de Morente, recordando aquel hermoso encuentro en el Hotel Palace de Madrid del año 93.

Actualmente Omega es uno de los discos más sobresalientes de los últimos veinte años en este país, ensalzado no sólo por el mundo del flamenco, sino por la crítica especilizada en otros estilos musicales. De la pasión de Alberto Manzano, surgió la idea de mezclar a Morente con Leonard Cohen y a ese poeta universal que es Federíco García Lorca, por encima de lenguas, estilos o paises. El resultado fue Omega, cima de la evolución del flamenco y experimento único que pretendió transcender hacia otros públicos la magia del duende. El disco contiene piezas clásicas de extraordinaria calidad, y arreglos deslumbrantes que fueron ensuciando la pureza de la música para alcanzar una cota artistica elevadísima, sin perder, gracias al tino de todos los que participaron, la esencia de ninguna de las partes o estilos implicados.
El efecto Omega no ha parado de crecer en todo este tiempo, se ha reeditado el disco y han comenzado una gira mundial, y a tenor de los rostros del público en el Festival de Benicassim -en su mayoría ingleses- la vigencia de su propuesta sigue siendo duradera. Ante 35.000 espectadores, Morente y Lagartija Nick enmudecieron el escenario principal del festival, dejaron un regusto a eternidad, una sensación general de haber contemplado algo memorable.
Que años después de su primer y único encuentro, Leonard Cohen y Enrique Morente volviera a verse debió producirles una intensa emoción. Tenían frente a sí no sólo el sentido de su propia intención artística, sino el paso del tiempo. La fotografía de El Pais me provocó una extraña felicidad, pues era lo suficientemente explícita como para hacerme pensar que todo es posible. Arte unido por el arte, poesía y música, artistas que buscan encontrarse con otros artistas para seguir tejiendo la ilusión y la belleza del mundo, y que mejor manera de sellar por fin esa alianza que ante esos miles de jóvenes que llenaban la explanada del escenario central. Muchos de los asistentes se fueron convencidos de haber presenciado una extraña revolución que ojalá duré en sus retinas y les ayude a buscar.
Morente, un hombre inquieto, la anticipó en 1996. Sigue colaborando con grupos ajenos al flamenco, siempre con resultados al menos sorprendentes. El penúltimo ejemplo es La Leyenda del Espacio, con Los Planetas.

Notas acerca de Omega

“Omega. Cantando a Federico García Lorca y Leonard Cohen” es un disco en el que colaboran Enrique Morente y Lagartija Nick para poner música a versos de Lorca y en el que además versionean algunos temas de Leonard Cohen, también admirador del poeta.

Además de Enrique Morente y Lagartija Nick, en el disco también participan Estrella Morente, Tomatito, Vicente Amigo, El Paquete, Juan Manuel Cañizares, Miguel Ángel Cortes, Montoyita e Isidro Muñoz.

Contenido de Omega
1. Omega – (10:48)
2. Pequeño vals vienés (Take this waltz) – (05:33)
3. El pastor bobo – (03:42)
4. Manhattan (First we take Manhattan) – (04:44)
5. La aurora de Nueva York – (04:59)
6. Sacerdotes (Priests) – (04:07)
7. Niña ahogada en el pozo – (03:45)
8. Adán – (04:14)
9. Vuelta de paseo – (05:08)
10. Vals en las ramas – (04:01)
11. Aleluya (Hallelujah n. 2) – (06:24)
12. Norma y paraíso de los negros – (04:34)
13. Ciudad sin sueño – (05:46)

La aurora de Nueva York

Pequeño Vals vienés

Aleluya

Manhattan

Artículos de prensa sobre Omega

rdlcriticaoriginal

rdlmorente4mejorsiglo

rdlmorentemejordisco

Leonard Cohen

Leonard Norman Cohen, poeta, novelista y cantante canadiense, nació el 21 de septiembre de 1934 en Montreal, hijo de una familia judía. Conocido especialmente por su faceta de cantautor, sus letras son muy emotivas y líricamente complejas; sus tres ejes temáticos predominantes, el amor, la religión y las relaciones de pareja, deben más a los juegos de palabras y metáforas poéticas que a las convenciones de la música folk. Cohen canta con una voz peculiarmente grave, su música ha influido en muchos otros autores y sus canciones han sido interpretadas por muchos otros artistas. Ha vivido en Montreal, Londres, Grecia, Nueva York y actualmente reside en Los Ángeles.

Discografía

• Songs of Leonard Cohen (1967)
• Songs from a Room (1969)
• Songs of Love and Hate (1971)
• Live Songs (1973)
• New Skin for the Old Ceremony (1974)
• Death of a Ladies’ Man (1977)
• Recent Songs (1979)
• Various Positions (1984)
• I’m Your Man (1988)
• The Future (1992)
• Cohen Live (1994)
• Field Commander Cohen: Tour of 1979 (2001)
• Ten New Songs (2001)
• Dear Heather (2004)
Recopilatorios [editar]
• The best of Leonard Cohen (1975)
• More best of Leonard Cohen (1997)
• The Essential (2002)

Reediciones
• Songs of Leonard Cohen (Álbum remasterizado, en formato digipack y con 2 temas inéditos, 2007)
• Songs from a Room (Álbum remasterizado, en formato digipack y con 2 tomas inéditas, 2007)
• Songs of Love and Hate (Álbum remasterizado, en formato digipack y con 1 toma inédita, 2007)

Homenajes
• I’m your Fan (1991)
• Tower of Song (1995)
• Omega (1996) Enrique Morente y Lagartija Nick
• Disparen a Cohen: album tributo español (2005)
• Leonard Cohen: I’m your man (2006)
• According to Leonard Cohen / Acordes con Leonard Cohen (2007)

Libros traducidos
• Flores para Hitler, Visor
• El libro del anhelo, Lumen
• La energía de los esclavos, Visor
• La caja de especias de la tierra, Visor
• Comparemos mitologías, Visor
• Parásitos del paraíso, Visor
• Memorias de un mujeriego, Visor
• Poemas escogidos + Nuevos poemas, Editorial Plaza y Janés
• El libro de los salmos, Editorial Fundamentos
• Canciones, Editorial Fundamentos
• Canciones II, Editorial Fundamentos
• El juego favorito, Editorial Fundamentos
• Los hermosos vencidos, Editorial Fundamentos
• Un acorde secreto, Editorial Celeste
• Canciones y nuevos poemas (parte 1), Editorial Edicomunicaciones
• Canciones y nuevos poemas (parte 2), Editorial Edicomunicaciones

Enrique Morente

Ennrique Morente nació en el Albaicín granadino de 1942. De pequeño ejerció como seise en la Catedral de Granada, , y comienzó a interesarse por el ambiente flamenco en las reuniones familiares y vecinales. Aprendió así las bases de este arte, especialmente de mano de Aurelio Sellés (Aurelio de Cádiz).
Su afán de aprendizaje y autoafirmación le llevaron a Madrid, cuando contaba 14 o 15 años de edad. Allí contactó con un grupo de jóvenes aficionados, universitarios en su mayoría, y junto a ellos acudía casi a diario a locales oscuros en donde aprendió el arte de mano de Pepe de la Matrona, cantaor octogenario que había tenido el honor de conocer a todos los grandes y de haber sido alumno del mismísimo D.Antonio Chacón.
El debut de Enrique tiene lugar en la peña flamenca Charlot. A esta actuación siguieron otras allá por el año 1964 en la Casa de Málaga o con la pareja de baile de José Luis Rodríguez y Pepita Sarracena en diversas salas de fiesta, pero debemos considerar su salto a la profesionalidad cuando en ese mismo año es contratado por el Ballet de Marienma, con el que actúa en el Pabellón español de la Feria Mundial de Nueva York y en la embajada española en Washington.
Después actuó en su primer festival flamenco, con el siguiente cartel: Enrique Morente con Juan Talega, Fernanda y Bernarda de Utrera, Gaspar de Utrera, Tomás Torre y Antonio Mairena. La presentación fue a cargo de Ricardo Molina y el evento tuvo lugar en el Teatro de los Alcázares de los Reyes Cristianos.
Al año siguiente fue contratado junto con Susana y José para realizar su primera gira europea por Gran Bretaña, Alemania, Holanda, Suiza y Bélgica, y posteriormente viajó a Japón e Italia junto a Pepita Saracena y José Luis Rodríguez.
Fue también contratado en el tablao las Cuevas de Nemesio de Madrid, pero el prestigio de Enrique entre los profesionales flamencos creció considerablemente cuando entró a formar parte del elenco de artistas de Zambra y posteriormente en el tablao Café de Chinitas, mientras comienzaba a ser reclamado en festivales y espectáculos donde compartió cartel con todos los grandes artistas del momento. En 1967 obtuvo el Primer Premio del Certamen Málaga Cantaora.
Su primer disco no se hizo esperar. En 1967 apareció con el titulo “Cante Flamenco”, acompañado por Felix de Utrera, con la discográfica Hispavox. Esta grabación denotaba el gran conocimiento que Enrique poseía, tanto por su ejecución encomiable, como por la selección de los cantes que incluyó, nada habituales en la época y mucho menos en un joven de 25 años: cantos de Frasquito Hierbabuena, caña, cantes de Pedro “El Morato”, mirabrás, todo ello entre soleás y seguiriyas. En este aspecto, las influencias de Pepe de la Matrona eran palpables y la proyección comercial de este cantaor no era precisamente halagüeña por carecer de presencia en el movimiento estético de aquella época, movimiento que lideraba Fosforito, Manolo Caracol y Antonio Mairena. El reconocimiento a este trabajo discográfico se materializó en una Mención Especial de la Cátedra de Flamencología en 1968.
En ese mismo año, 1967, salió a la luz otro disco, también con la casa Hispavox, denominado “Cantes Antiguos del Flamenco” y en el que era acompañado por el Niño Ricardo, con una selección de cantes que denotaba un profundo conocimiento, sobre todo, por el corto periodo de tiempo con respecto al anterior trabajo, lo que hace suponer que no se trataba de un aprendizaje forzado para la ocasión en ninguno de los dos discos, sino de la exposición honesta y estructurada de lo asimilado, de lo aprendido y de lo vivido.
Durante los siguientes años, tiene lugar el encuentro entre Enrique Morente y Manolo Sanlúcar que provocará una relación profesional que perdurará durante mucho tiempo. Es con éste magnífico guitarrista con quien vivirá la experiencia en 1970 de ser el primer cantaor flamenco que actuaba en el Ateneo de Madrid.
Durante 1971 desarrolló en México con la guitarra de Parrilla de Jerez y la bailaora Ana Parrilla, una serie de actuaciones en tablaos, teatros y centros culturales, que culminó con su participación en el I festival Internacional Cervantino de Guanajuato y su presentación en el Auditorio de la Universidad de las Américas en 1972. Ese mismo año ofreció en Madrid un recital en compañía de María Vargas y Manolo Sanlúcar, recibiendo un homenaje. En compañía de éste último, realizó una serie de recitales en Nueva York (Lincoln Center, Spanish Institute, etc). En 1972 fue reconocido por la Cátedra de Flamencología y Estudios Folklóricos Andaluces de Jerez de la Frontera con el Premio Nacional de Cante y actuó en la sede parisina de la UNESCO. En 1973 volvió a América para cantar en el Lincoln Center neoyorquino.
En 1978, vendría la edición de sus discos “Despegando” y “Homenaje a Don Antonio Chacón”. Por éste último, en el que volvió al cante plenamente ortodoxo, pese a ser una época en la que ya se hallaba inmerso en su particular renovación del cante, obtuvo el I Premio Nacional otorgado al mejor disco de música folclórica que concedía el Ministerio de Cultura.
En el inicio de la década de los ochenta estaban de moda los “mano a mano” entre artistas y fueron varios los que realizó con Camarón. El primero de ellos tuvo lugar en el Frontón de Madrid. En 1981 estrenó en el Centro Musical Piaff de Granada su espectáculo “Andalucía hoy” que posteriormente presentó en diversas ciudades y en el teatro Olimpia de París. En esa segunda mitad de la década de los setenta, Morente participó en el montaje de “La Celestina” junto al pianista Antonio Robledo y su mujer, la bailaora suiza Susana Audeoud. Poco despues, los tres dieron vida al ballet “Obsesion”, estrenado por el Ballet Nacional de Canadá. También junto a Antonio Robledo, Morente creó la “Fantasía del cante Jondo para voz flamenca y Orquesta”, estrenada en el Teatro Real de Madrid el 16 de mayo de 1986, con las guitarras de Juan Habichuela y Gerardo Nuñez y la Orquesta Sinfónica de Madrid, y dirigida por Luis lzquierdo. Ya en estos años se editó un disco pirata en Holanda titulado “Morente en vivo”.
Una de sus experiencias artísticas mas audaces y originales fue el estreno en Granada en 1988 del espectáculo “El loco romántico” basado en la obra cervantina “Don Quijote de la Mancha”. Esta experiencia resumía de alguna manera la trayectoria del maestro de Granada.
En este mismo año (1988) estrenó también su “Misa flamenca”, con textos de San Juan de la Cruz, Fray Luis de León, Lope de Vega y Juan de la Encina. Tambien grabó “En la Casa Museo de Federico García Lorca”, con textos de Lorca. Este fue el primero de sus discos dedicados a Lorca y fue por encargo de Juan de Loxa, director de la Casa Museo.
En 1989 fue nombrado Socio de Honor del Club de Música y Jazz San Juan Evangelista, junto a Angel Barutell Farinós (Jefe Relaciones Externas de El Corte Inglés) y Gustavo Villapalos Salas (Consejero de Educación y Cultura de la Comunidad de Madrid), con motivo del XX aniversario de dicho club.
El 15 de septiembre de 1990, en el Patio de la Montería de los Reales Alcazares de Sevilla se estrenó, dentro de la VI Bienal de Flamenco, el “Allegro soleá” con las guitarras de Pepe Habichuela y Montoyita, el piano de Antonio Robledo y la Orquesta de Cámara de Granada dirigida por Micha Rachelevsky. Era un sueño hecho realidad. Hasta llegar aquí, habían sido muchas las experiencias musicales por las que había pasado. Además de las relacionadas anteriormente, compuso la música de la obra de Martin Recuerda “Las arrecogidas del Beaterío de Santa María Egipciaca”, trabajó con José Luis Gómez en “Edipo Rey” y con Miguel Narros en “Así que pasen cinco años”.
Otra referencia ineludible fue la del marroquí Chekara, ya que en su espectáculo “Macama Jonda”, de José Heredia Maya, reunió a la Orquesta Andalusí de Tetuán con un selecto plantel de artistas flamencos entre los que se encontraba la madre de Lole, nacida en Orán, Antonia la Negra y Enrique Morente. Esta obra intentaba ser un encuentro entre músicos flamencos y magrebíes para crear una atmósfera común.
En 1990 fusionó su expresión musical con las célebres Voces Búlgaras “Angelite” en la Puerta de la Catedral de Barcelona en una producción del Taller de Músicos de Barcelona. En 1991 vió la luz su “Misa Flamenca”, que no tenía nada que ver con las anteriores experiencias flamencas relacionadas con la sacra ceremonia. Posteriormente y aprovechando la que sería la última visita a España de Sabicas, el viejo maestro de la guitarra ya octogenario y en estado crepuscular, pues moriría antes de que la obra saliera al mercado, grabó un disco totalmente conservador con el toque clásico del maestro navarro para el sello Ariola: “Nueva York / Granada , Morente-Sabicas”.
Con “Negra si tú supieras” grabó para Nuevos Medios en el 93, aunque enseguida tomó forma la idea de crear su propio sello discográfico, Discos Probeticos.
En 1994 Morente fue el primer cantaor de flamenco que recibió el Premio Nacional de Música otorgado por el Ministerio de Cultura. En 1995 recibió la Medalla de oro de la “Cátedra de Flamencología” de Jerez de la Frontera y el premio “Compás del Cante” en Sevilla.
En 1996, participó en el homenaje a Manuel de Falla en el Lincoln Center de Nueva York, junto a Tomatito, con el que realizaba una gira por toda la geografía española.

Enrique Morente y Lagartija Nick

En su disco titulado “Omega” colaboró con el grupo de rock granadino Lagartija Nick y numerosos artistas del flamenco, como Vicente Amigo, Tomatito o Cañizares, para adaptar poemas de Federico García Lorca y temas del cantautor canadiense Leonard Cohen. Este disco ha sido todo un referente en la revolución del flamenco, y abrió sendas desconocidas hasta ese momento. Tal ha sido la repercusión de esta obra, que cada cierto tiempo Enrique y el grupo granadino vuelven a reencontrarse para presentar el espectáculo Omega en directo, como ha sucedido recientemente en el festival Primavera Sound 2008 celebrado en Barcelona, dentro de la nueva gira que se está realizando ese mismo año 2008, que les ha llevado hasta a Mejico a presentar su obra.
En 1998 recibió el Galardón de Honor de los Premios de la Música e intervino en el espectáculo “Canción con reflejo” de Cahro Vallés en homenaje a Federico García Lorca, junto al actor Francisco Rabal y su hija Estrella Morente, y que se presentó en mayo en el Teatro Principal de Valencia.
Identificado como uno de los máximos responsables de la renovación del cante, así como el mejor adaptador al flamenco de poemas cultos de poetas como Miguel Hernández, García Lorca, los Machado, Lope de Vega, Al-Mu’tamid, Bergamín, San Juan de la Cruz, Guillén, Rafael Alberti, Hierro, Luis Rius y Pedro Garfias.
Asimismo ha acunado la carrera musical de su hija, Estrella Morente, que se ha consolidado como una de las mejores cantaoras que ha surgido en los últimos años.
En Mallorca, el día 20 de julio de 2002, la Fundación Costa Nord es escenario del estreno absoluto de la primera producción promovida por dicho Centro Cultural : el “ESPECTÁCULO AFRICA, CUBA, CAÍ”. Enrique Morente lideró este proyecto de mestizaje a tres bandas, África, Cuba, y Cádiz, que toma como punto de partida la idea de que el ritmo y la expresión del continente negro tienen un claro reflejo en la tradición musical de América Latina, que a su vez mantiene fuertes conexiones con la música flamenca.
En el 2003 apareció su disco “El pequeño reloj”, con el que rompía el concepto que tradicionalmente se tiene de un disco flamenco, presentando una obra discográfica como una obra de arte completa, desarrollando el concepto del tiempo desde ópticas distintas como si de un libro de poemas se tratase, estructurando el orden de las letras y de las músicas. En su coqueteo con el tiempo, conjugaba lo tradicional, lo añejo y la tecnología. Mientras dejaba constancia de una época fundamental del flamenco, con cantes clásicos sobre toques clásicos (a la cual perteneció y ahora engrandece con su aportación constante), experimentó con nuevas y sorprendentes armonías que aún no han llegado al flamenco moderno.
En el año 2005 se le otorga la Medalla de Andalucía en reconocimiento a una encomiable carrera dedicada al Flamenco y a su apertura con respecto a otras músicas, así como a su divulgación por todo el mundo.
En febrero del año 2006, el trabajo “Morente sueña la Alhambra” en su doble formato (disco y DVD) es reconocido por la Crítica Nacional con varias distinciones. Este mismo disco es considerado como el mejor disco de flamenco en los Premios Nacionales de la Música.
Y siguió recibiendo reconocimientos a su trabajo cuando en junio de 2006 fue condecorado con la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.
Su último disco, editado en 2008, se titula “Pablo de Málaga”, y en él, Morente descubre al Picasso poeta, poniendo voz a varios de los poemas escritos por el malagueño universal. La idea surge tras su presencia cantando en la inguración del museo Casa Picasso de Málaga. Este disco de nuevo supone una nueva vuelta de tuerca en su innovación contínua del arte flamenco.

Discografía
“Cante Flamenco” – Hispavox – 1967 – reeditado en 2000
“Cantes antiguos del Flamenco” – Hispavox – 1967
“Homenaje Flamenco a Miguel Hernández” – Hispavox -1971 – reeditado por EMI en 2000
“Morente en Vivo” – Díscolo – 1971
“Se Hace Camino al Andar” – Hispavox – 1975
“Homenaje a D. Antonio Chacón” – Hispavox – 1977 – reeditado por EMI en 2000
“Despegando” – CBS – 1977
“Sacromonte” – Zafiro – 1986
“Cruz y Luna” – Zafiro – 1983
“Esencias Flamencas” – Auvidis – 1988
“Enrique Morente en la Casa Museo García Lorca de Fuentevaqueros” – Diputación Provincial de Granada – 1990 – Bing Bang lo pone en el mercado.
“Nueva York / Granada , Morente-Sabicas” – Ariola – 1990
“Misa Flamenca” – Ariola – 1991
“Aunque es de noche” – Zafiro – 1992
“Negra, si tu supieras” – Nuevos Medios – 1992
“Alegro, Soleá y Fantasía de Cante Jondo” – Discos Probéticos – 1995
“Omega” – El Europeo – 1996
“Lorca” – Virgin – 1999
“El pequeño reloj” – Virgin – 2003
“Morente sueña la Alhambra” – Virgin-Emi Music – 2005
“Pablo de Málaga” – El Caiman – 2008

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. tangofino dice:

    Que grandisimo disco, pero conozco una historia sobre el que pasa inadvertida en tu articulo.

    Hace porron de años, me parece que fui el primero en comprar esta obra maestra, editada por el europeo, lo escuche dia y noche, hasta que me di cuenta de que habia desaparecido.

    Mas tarde descubri que un pedazo de maricon y la madre de Danielito lo tenian, aun me acuerdo cuando la colorada me lo devolvio sin la caratula, tranquilamente dijo que ya me la traeria, tres años espere y encima me la trajo rota, esperen que eso no es todo, el cd blincaba mas que los leones de Angel Cristo.

    Esta es mi historia de un miercoles pelotero, salud por esos futuros padres, y no dejen de escuchar esta caricia para los sentidos, pero no lo hagan cuando vayan a currar que pierde la chispa. Unos besos a todos

  2. Julio dice:

    Hola, gracias a la invitación de mi amigo Ruin Montag tuvimos la oportunidad e ver a ejecutar, su voz y sus instrumentos al ritmo de estas maravillosas melodias, a Enrique Morente junto con Lagatija Nick en la Plaza de Santo Domingo en la mágica Ciudad e México, aun recuerdo el escenario y las luces en el momento en que Lagarti Nick hacia su aparición… el fondo una Iglesia de estilo barroco. En la plaza no más de 500 personas las cuales podremos decir que fue algo único por que lo fue.

    1. jimarino dice:

      Me alegro que en Ciudad de México pudiera verse un espectáculo litúrgico como ese. Casi religioso la voz de Morente y la capacidad sonora de Lagartija Nick, las palabras de Loenard Cohen y Federico García Lorca. Si el mundo sigue siendo mundo, algo que dudo, creo que tú y tu compadre habéis visto un concierto histórico. Omega es un disco tan inmenso como interminable. En fin, una gusto para los sentidos.
      Un saludo y gracias por el comentario.

  3. Olivier Herrera Marín dice:

    Estimados/as

    Que los versos lleguen más y más lejos y vuelen más y más alto hasta besar en las estrellas las almas de nuestros maestros y hermanos:
    Enrique Morente, García Lorca, Manuel Sánchez, Antonio Huerta y Cristóbal Ibáñez.

    Ante la pérdida irreparable de Enrique Morente y el valor de su hija Estrella sólo nos cabe a los profanos en el arte flamenco un profundo y respetuoso silencio para que canten los mirlos y hablen las guitarras.

    Tuve el privilegio de poder asistir a un recital de Paco Ibañez y de Enrique Morente el año 197O en París y la voz comprometida, diáfana y potente de Morente me cautivo y gano desde su primera canción hasta el punto de levantarme del asiento sin pensarlo un instante y exclamar al final de su actuación un ¡VIVA la MADRE que te PARIO!

    Hoy nada puedo añadir a todo cuanto se ha dicho por voces más autorizadas y sólo sumarme a su homenaje póstumo descubriéndome ante el valor, la fuerza y el coraje de Estrella, su digna hija y ofrecerle a su memoria y a la de quienes vivieron y murieron por Granada dos poemas escritos en Goteburgo el año 1970.

    En memoria de Enrique Morente, García Lorca y de:
    Manuel Sánchez, Antonio Huerta y Cristóbal Ibáñez
    Los tres jóvenes albañiles asesinados en Granada

    UN 21 DE JULIO DE 1.970

    21 de Julio, Verano,
    Hace calor y tengo frío,
    ¿A dónde fue el amor?
    ¿A donde fue hermano?

    Ayer 21 de Julio,
    Los mirlos dejaron de cantar
    Los perros y los fusiles
    Volvieron a ladrar.

    Ayer lloraban las fuentes
    Y su sangre regaba tu Alhambra.
    Ayer tu pueblo convirtió su llanto
    En grito y proclama.

    Jornaleros y estudiantes de Granada,
    Vuestro es el día y vuestra es la hora,
    Vuestra es la tierra más bella y mora,
    Vuestra es la Alhambra, la Sierra Nevada.

    Vosotros defenderéis Granada
    Vosotros no permitiréis
    Que el Tirano os la venda
    “Souvenir de Granada”

    Granada tierra querida,
    Granada tierra soñada,
    Granada la más sentida,
    La tierra más amada.

    Vienes y vienes
    Sin luna ni guitarra
    Vienes y vienes
    Toda ensangrentada.

    Poetas que duermen bajo la grama,
    Poetas que son el orgullo de España.
    Que firmaron su obra con su vida;
    García Lorca y Miguel Hernández

    Me hablaron de tu Alhambra,
    Me enseñaron a quererte, Granada.
    Rafael Alberti te recuerda.
    ¡Hay sangre caída en Granada!

    Paco Ibañez y Enrique Morente
    Te cantan en París y en España.
    !Hay sangre caída en Granada!
    La sangre que no se olvida.

    Derramada
    Un 21 de julio de 1970
    En Granada.

    Göteborg Agosto de 1970

    VERGÜENZA SIENTO

    Vergüenza siento
    Asco por si fuera poco.
    Cada noche en la cama
    Me detenía y pensaba,

    ¿Pero qué has hecho?
    ¿Qué haces de tu vida?
    Por aquellos días
    También hacía poesías.

    Compraba y vendía,
    Mi vida
    No era mi vida,
    Continuar no podía.

    Dejé mi casa,
    Dejé la pluma,
    Dejé mi pueblo,
    Dejé mi tierra.

    Ayer en un periódico
    Vi tu nombre, Granada.
    ¿Qué dice? le pregunté
    A quién lo vendía.

    “Franco ha matado
    A tres obreros en España”.

    ¡Granada! Otra vez corre
    Tu sangre derramada
    ¡Granada! Mi alma responde
    A tu llamada.

    !Detente poeta! ¿A dónde vas?
    ¿Dónde estás? ¿Qué haces?
    Mientras tu pueblo estercola
    Y riega las tierras de España.

    He pensado y he dudado,
    Un poema ¿qué cosa es?
    ¿Y con qué derecho?
    ¿Con qué derecho Granada?

    Pamplona y Madrid,
    Barcelona y Sevilla,
    España entera responde
    A la voz de tu llamada.

    Y desde esta tierra
    Yo te mando un poema.
    Perdona Granada,
    Perdona mi ausencia.

    Poetas y obreros
    Dieron su vida
    Por tu vida.
    ¡Granada!

    ¿Y qué derecho?
    ¿Qué derecho tengo?
    ¿Con qué derecho,
    Digo cuanto escribo?

    ¿Con qué derecho
    Lo firmo y mantengo?
    Silencio, sólo un duro
    Y espeso silencio.
    Göteborg Agosto 1.970

    Olivier Herrera Marín
    Poetas de la Tierra y Amigos de la Poesía
    PRESIDENTE

    1. jimarino dice:

      Olivier, es tan hermoso tu particular homenaje a Morente que no me quedan palabras. Comparto tus comentarios y los hermosos versos granadinos. Ánimo para esa presidencia de Poetas de la Tierra y Amigos de la poesía. Morente entendió mejor a Lorca que muchos eruditos y nos dejó la belleza de su cante, su apuesta por el futuro y su eterna alianza con la eterna juventud de su arte y sus ambiciones artísticas.
      Un placer tenerte en Los perros de la lluvia.
      Un saludo.

  4. ¡¡¡¡ Fantástico!!!muy completo y bien documentado.Un placer, que voy a compartir con muchos amigos.
    ¡¡¡GRACIAS!!!

    1. jimarino dice:

      Un placer que te sirva.
      Bienvenido a Los perros de la lluvia

  5. karlotti dice:

    Reblogueó esto en poesia salvaxey comentado:
    DE “EL JUEGO FAVORITO”:

    1-
    Breavman conoce una muchacha llamada Shell cuyas orejas fueron perforadas para permitirle usar largos aros filigranados. Las puncionesse infectaron y ahora tiene una diminuta cicatriz en cada lóbulo. él las descubrió detrás de su cabello.

    Una bala irrumpió en la carne del brazo de su padre cuando se alzaba para salir de una trinchera. Para un hombre que padece trombosis coronaria, es consolador llevar una herida producida en batalla.

    En la sien derecha, Breavman tiene una cicatriz que Krantz le otorgó con una pala. Problemas con un hombre de nieve. Krantz quería usar escorias para los ojos. Breavman estaba, y sigue estando, contra el uso de materiales foráneos para la decoración de los hombres de nieve.

    Nada de bufandas de lana, gorros ni gafas. En la misma vena, no aprueba que se inserten zanahorias en las bocas de calabazas talladas, ni que se les claven con alfileres orejas de pepino.

    Su madre considera que todo su cuerpo es una cicatriz crecida sobre una perfección anterior que busca en espejos, ventanas y tapacubos.

    Los niños muestran sus cicatrices como medallas. Los amantes las usan como secretos a revelar. Una cicatriz es lo que ocurre cuando el mundo se hace carne.

    Exhibir una herida, las orgullosas cicatrices de un combate, es fácil. Mostrar un grano es difícil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s