literatura

homenaje a Gonzalo Rojas-un poema de navidad

HOMENAJE A GONZALO ROJAS

(… y también a   Antonio Tello, a Olvido, a Miguel Ariño y a Carmen Chupito, a Daniel Tangofino Ariño y a Arurora Navarro, a Tchebe y Mateo, a Nacho Cagiga y a Gabi García, a  Nanou y a Alex, a David Turksma, a Enrique Vila-Matas y a Pierre Michon, a Ivan Ferreiro y a  Carlos Monsivas, a Ricardo Menéndez Salmón porque la luz es más antigua que el amor, a Jean Paul Roma y a su futuro niño, a Mario Cerro y a Sabina Espósito, a  Jako, mi brother en su regreso, a Fer y Helena en los alicantes de viento, a Alicia Sánchez y a  Sandra Elorriaga por los ritmos de la tres, a Paco Membrado, Rafeta Claver  y Josete Ots, de la resistencia, a  Ana Luisa Ramírez y a Juanucho, mi padre espiritual, a Carmen Ramírez, a  Jesús Sangrila, para que el Dios de las letras y las artes  le ayude contra los molinos de viento, a  Cesar Gaviero y a la hermosa Infinito Rojo, cuyos talentos siguen sorprendiéndome el alma cada vez que me asomo a sus ventanas, a Riki Javier que anda sin libertad, a Zaxanaercis, a Chantal y a Michel Lavigne, a David de las motos, a Eddy y a Francisco Machuca… a todos los que cruzan estos caminos y aullan junto a los perros de la lluvia…   a los que se quedaron en el camino y a la memoria de Jose Antonio Labordeta, Manuel Monterde  y Enrique Morente. Feliz Navidad a todos los que me acompañan… )
__________________________________________________________________________________________________________________________

Creo que ganaremos, aunque tú no lo veas

en esa tierra que te alimentó,

en la tierra que saldrá de tus entrañas

para abrazar el alma, alma de Vallejo

y Huidobro, alma de viajeros incansables

y pájaros de palabras, Canto general,

Trilces doradas en un París lluvioso.

Lo sé, creo que ganaremos,

y lo haremos porque no hay otro modo,

por que el camino es tan antiguo

que hasta Dante supo de él

entre las malezas de los bosques

provenzales, y su canto

extraño y sólido llegó hasta Pound, y los

ecos de lo inservible en apariencia

llevan siglos buscando su lugar,

y no hay otra manera, lo sé,

y por eso creo que ganaremos,

seré partícipe de esos triunfos

tan efímeros que alcanzarán al final

la gran victoria del hombre; el tiempo es todavía,

todavía creo que ganaremos,

como suele ganarle el mar a la tierra

cuando los titanes

retan a los dioses del espíritu,

cuando caen sus pies de barro

ante la dignidad de los ojos que lloran,

de los labios que besan y ríen,

ante los que piensan que la lava

nunca alcanza el calor

de un sueño.

_____________________________________________________________________
*Copyright Jimarino

22 replies »

    • Ese es un verso solmne y riguroso, compañero. Cada vez que paso por vuestra Tertulia veo como crece y me siento feliz. Ya no os cabe más excelente literatura y es gozo tenerla toda delante. tengo unas ganas locas de poder asistir un día a una de vuestras tertulias sevillanas, primero porque adoro esa ciduad, y segundo porque sería un honor estar allí.

      Un abrazo y feliz año.

  1. Felicidades, Jimarino, por ese hermoso poema, de veras.
    Felicidades también en estos días y, sobre todo, que el
    próximo año te traiga, por lo menos, más tiempo para lo
    que en verdad quieras.
    Muchísimas gracias por incluirme en tu homenaje. Gracias.
    Un abrazo.

    • Querida Zaxanercis;
      Ando despistado y sin tiempo, pero no me olvido de vos ni de vuestras letras silenciosas. De alguna forma perteneces a esa resistencia, a ese lugar en el que la literatura resiste a pesar de los pesares. El incluirte y que lo aceptes es verdad lo que honra al poema y no al revés, así que las gracias a ti. Espero que estés bien y que el año comience en paz.

      Un abrazo.
      Hasta pronto.

  2. Tiempo, qué gran verdad… estos días estoy yo deshaciendo cosas para tener más tiempo para leer, para mi, etc…

    Qué gran poeta. Es necesario traer al recuerdo a los poetas porque entre el ruido del día a día, se quedan relegados y olvidados…

    Gracias.

    Un abrazo…

    • Querido Hilvanes;
      Hacía tiempo que no te oía, supongo que la existencia es difícil y deja poco espacio, así que es un doble honor tenerte por aquí ahora. Gonzalo Rojas es tan grande que el pequeño homenaje se queda pequeño, pero ponemos un granito de arena en el proceso. Tendremos que apoyar aquello que es bueno, hermoso y resistente.
      Gracias por participar, compañero.
      Un abrazo y feliz año.

  3. Soy de los pocos que todavía lee La Tierra baldía de T. S Eliot.Esa tierra de nadie,que también podría ser nuestra memoria,nuestro pasado.Incluso los momentos,el instante.Precioso poema,amigo.
    Grato es el sentirme aquí mencionado como un amigo.Gracias.
    Que el próximo año nos traiga fe y paciencia para seguir continuando escribiendo,leyendo,pensando y reflexionando.
    Un fuerte abrazo,amigo.

    • Querido Francisco:
      Me costó un año adentrarme en la complejidad a veces inasible e incomprensible de La Tierra Baldía. A partir de cierto momento fui encontrando la luz en sus versos hasta convertir la obra en una de mis preferidas del siglo XX, a años luz de la mayor parte de los poetas contemporáneos que acompañaron a T.S Elliot. A veces necesito zambullirme de lleno en sus versos, en la hermosura y la agudeza de esa poesía que es una de las pocas razones por las que me jode no ser bilingüe en inglés, Es uno de esos libros, que por cierto robe impunemente a mi hermana hace ya al menos ocho años y nunca se lo devolví porque me encanta tenerlo cerca, al que vuelvo siempre. No me extraña que seas lector de semejante autor leyéndote como suelo leerte en Tu tiempo ganado. La lucidez y la profundidad de tus textos, la agudeza lectora que siempre dejas como un poso al que ni siquiera das importancia, como si te fuera más fácil dejar que quien te lee piense que esas ideas son propias y no tuyas, hacen de tu blog una auténtica delicia, a la que acudo a veces sin orden, a veces desde años lejanos, para seguir la coherencia de un discurso y un análisis que a menudo hecho de menos en los mediocres espacios de cultura de la prensa oficial o en esas revistas subvencionadas en los que unos cuantos se reparten constantemente el pastel repitiendo ideas y hablando de lo malo en vez de defender lo bueno. Creo que si hiciera un pequeño texto sobre crítica literaria, te tomaría como ejemplo de lo que debemos defender sin prepotencia ni distancia frente a la mayor parte de la crítica que vive del cuento, la prebenda o la subvención, o reparte las páginas culturales entre un puñado de becarios que pagaron el master de periodismo del periódico que sea para poder currar por 600.-euros al mes, esos muchachos a los que destinan a las suplementos culturales donde el rigor parece importar poco. Aún recuerdo ese día en que una crítica a Bolaño me hizo dudar por un instante de él, unas palabras que escribiste y por primera vez en años me hicieron cuestionar sin que me diera cuenta cosas que hasta entonces había pasado por alto en la literatura del chileno, y encima no hubo ni un sólo menosprecio por tu parte, sólo finura, la elegancia de tu escritura, la gracia de ese pequeños tesoros que todos los meses caen como perlas en un mar profundo, llenas de brillo.
      Las gracias te las doy yo por seguir escribiendo, por poder homenajear a este pequeño poema a Gonzalo Rojas con tu presencia. Creo que eres de esa resistencia, de esos sueños que albergan más calor que la lava, así que el gusto y el placer de tenerte por aqui es mio compañero.
      Feliz año.
      Hasta pronto.

  4. Hala jmarino, qué tal estás?
    He venido a desearte felices fiestas y me he encontrado con este poema tan maravilloso, siempre es un placer visitarte.
    Un abrazo

    • Madison
      ¡cuánto tiempo sin verte por estos lugares! Un gusto tu felicitación y tu comentario. Intentando sobrevivir con alguna dignidad pero contento, con cierta alegría en el cuerpo.
      Gracias por las palabras de ánimo.
      Espero que tú también estés bien y el año te traiga paz y alegría.
      Un besazo.

  5. Querido Jimarino;
    Un honor pertenecer a este maravilloso poema, a ese bando y a esa resistencia… de nuevo magnífico, como suele ser habitual.

    Feliz año.

    Un abrazo.

    • ¿Cómo no dedicarte este verso a la resistencia, si llevas tres años acompañando está páginas sin conocerme? Ya casi eres un hermano, las gracias te las doy yo por los comentarios y la siempre interesante aportación que realizas a los textos.

      Feliz año y hasta pronto

  6. Querido Jimarino, sabes que soy un visitante asiduo de tu espacio, silencioso la mayor parte de las veces, porque cada vez me son más inaccesibles las palabras, esa virtud que admiro en ti, que tan precisas fluyen de tu mano.
    Creo que en la derrota está nuestra íntima victoria. Luchemos con rabia por estar entre los perdedores y así estaremos rodeados de los que merecen la pena.
    “…esa furia que en el fondo nos empuja a seguir escribiendo para nadie o para nada” Como decías tu en un comentario a un poema de Bolaño.
    Un abrazo fuerte y gracias por acordarte de nosotros
    (Infinito Rojo y Gaviero).

    • Y añado algo más,
      decirte Jimarino que me quedo con la última frase de tu poema:
      ..ante los que piensan que la lava
      nunca alcanza el calor
      de un sueño.

      y a modo de estribillo, otra frase tuya..

      “creo que ganaremos”

      Besos rojos desde mi ventana.

      Infinito Rojo

    • Conozco tus silencios, Gaviero, no hace falta explicaciones. Yo también soy un visitante silencioso tuyo, quizá porque muchas veces no sé que decir, simplemente me empapo de la belleza de tus cuadros, de la evolución de tu pintura, de esa profundidad cada día más asombrosa y fascinante. Con Infinito llevo todo el año alucinando. La seria japonesa y los nuevos experimentos me hacen pensar que es una lástima que no sea rico para retiraros a una isla y que sólo os dediquéis a pintar y a crear como locos. Creo que todo lo que hacéis posee una originalidad y un talento inmensos, y disfruto como un cosaco adentrándome en vuestras páginas. ¿Cómo no dedicar este Homenaje y poema de navidad a dos artistas como la copa de un pinto que llevan tanto tiempo acompañándome en estas páginas? El gusto es mío, y tengo un grato recuerdo de nuestro encuentro en Valencia, hace ahora más o menos un año.
      En fin, una brazo muy fuerte y espero que el cambio de año sea feliz y emocionante. Que encontremos los tres algunas cosas hermosas y las sostengamos largo tiempo.
      Un besazo, compañeros

  7. Gracias. Un honor.
    “la gran victoria del hombre; el tiempo es todavía,
    todavía creo que ganaremos”

    como decía Huidobro en Altazor
    “La eternidad quiere vencer
    Y por lo tanto no hay tiempo que perder”

    Un abrazo y mis mejores deseos

  8. Me ha emocionado encontrarme a tan solo unos cuantos vocablos de otro denominado Michon, y en la misma línea, flotando junto a él, cuyo descubrimiento te agradeceré eternamente, jimarino.
    Y no deja de ser curiosa, por otro lado, esa cierta ansia de continuidad, que es la que busca, como bien dices, la victoria necesaria. Curiosa ansia de continuidad porque en el fondo somos pura discontinuidad. En términos físicos dicen que somos básicamente vacío, aire. No nos diferenciamos estructuralmente mucho de un cúmulo de galaxias. Nacemos y morimos. Principio y fin. Heredamos estructura. Entramado vacío que, cada uno a nuestro ritmo y con nuestra ansiedad individual vamos completando como entretenimiento. Pero no somos bufones. Se trata más bien de ir teniendo en el entretanto.
    Feliz año, porqué no, a mediados de febrero.

    • Querido Gabi;
      Inevitable ponerte en esa lista aunque seas compadre reciente. Importante por muchas razones en el entramado de ruidos diarios, un ligero bienestar en medio de lo insatisfactorio y absurdo por muchas razones. Hay una calma en ti que necesito, un aparente lucidez que no suelo percibir en exceso a mi alrededor
      El sueño de continuidad es una de las obsesiones humanas, incluso cuando no llega a comprenderse, y aunque sea una ilusión nos empuja a la trascendencia. Tal vez el hecho de que efectivamente seamos vacío, aire, una estructura heredada guiada por un proceso celular establecido, nos empuje a creer que podemos tener algún sentido, alguna continuidad. La primera vez que oí esa palabra expresada con toda su complejidad fue en Bataille y El erotismo. Entre las ficciones innumerables en las que se enfanga el hombre, el erotismo como acicate artificial e intelectual del primitivo impulso de la procreación, es preeminente, por delante incluso del arte o el éxito. Bataille revelaba que tras el coito lo que se guardaba era el simulacro de una continuidad imposible. Pero hay cosas que no podemos saber, o mejor, que quizá saberlas nos empujen a una extinción. Una vida sin ese misterio es como un frasco vacío. Cuando pienso en Dostoievski y su afán por alcanzar una posible trascendencia del alma, las razones que lo empujaron a predecir los infiernos del siglo XX si abandonábamos esa vieja idea de la inmortalidad del alma suelo estremecerme. Entre sus milagros se haya su capacidad de adivinación ante un mundo sin continuidad. Creo que el próximo mundo venidero tendrá que ser religioso para sobrevivir, no en el sentido que le otorgan a esa palabra las grandes religiones manipuladoras y poderosas que conocemos, sino en la forma en la que Dostoievski lo anticipó en sus obras. Esa continuidad es la única esperanza que nos queda mientras gozamos, como dices, del entretanto.
      Es un honor tenerte en Los perros de la lluvia.

      Un besazo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s