homenaje a Gonzalo Rojas-un poema de navidad

Publicado en diciembre 23, 2010

22


HOMENAJE A GONZALO ROJAS

(… y también a   Antonio Tello, a Olvido, a Miguel Ariño y a Carmen Chupito, a Daniel Tangofino Ariño y a Arurora Navarro, a Tchebe y Mateo, a Nacho Cagiga y a Gabi García, a  Nanou y a Alex, a David Turksma, a Enrique Vila-Matas y a Pierre Michon, a Ivan Ferreiro y a  Carlos Monsivas, a Ricardo Menéndez Salmón porque la luz es más antigua que el amor, a Jean Paul Roma y a su futuro niño, a Mario Cerro y a Sabina Espósito, a  Jako, mi brother en su regreso, a Fer y Helena en los alicantes de viento, a Alicia Sánchez y a  Sandra Elorriaga por los ritmos de la tres, a Paco Membrado, Rafeta Claver  y Josete Ots, de la resistencia, a  Ana Luisa Ramírez y a Juanucho, mi padre espiritual, a Carmen Ramírez, a  Jesús Sangrila, para que el Dios de las letras y las artes  le ayude contra los molinos de viento, a  Cesar Gaviero y a la hermosa Infinito Rojo, cuyos talentos siguen sorprendiéndome el alma cada vez que me asomo a sus ventanas, a Riki Javier que anda sin libertad, a Zaxanaercis, a Chantal y a Michel Lavigne, a David de las motos, a Eddy y a Francisco Machuca… a todos los que cruzan estos caminos y aullan junto a los perros de la lluvia…   a los que se quedaron en el camino y a la memoria de Jose Antonio Labordeta, Manuel Monterde  y Enrique Morente. Feliz Navidad a todos los que me acompañan… )
__________________________________________________________________________________________________________________________

Creo que ganaremos, aunque tú no lo veas

en esa tierra que te alimentó,

en la tierra que saldrá de tus entrañas

para abrazar el alma, alma de Vallejo

y Huidobro, alma de viajeros incansables

y pájaros de palabras, Canto general,

Trilces doradas en un París lluvioso.

Lo sé, creo que ganaremos,

y lo haremos porque no hay otro modo,

por que el camino es tan antiguo

que hasta Dante supo de él

entre las malezas de los bosques

provenzales, y su canto

extraño y sólido llegó hasta Pound, y los

ecos de lo inservible en apariencia

llevan siglos buscando su lugar,

y no hay otra manera, lo sé,

y por eso creo que ganaremos,

seré partícipe de esos triunfos

tan efímeros que alcanzarán al final

la gran victoria del hombre; el tiempo es todavía,

todavía creo que ganaremos,

como suele ganarle el mar a la tierra

cuando los titanes

retan a los dioses del espíritu,

cuando caen sus pies de barro

ante la dignidad de los ojos que lloran,

de los labios que besan y ríen,

ante los que piensan que la lava

nunca alcanza el calor

de un sueño.

_____________________________________________________________________
*Copyright Jimarino