literatura

richard ford-la literatura norteamericana

         Por razones de derechos de autor y de edición, Richard Ford y la literatura norteamericana sólo estará disponible en el libro Cinco itinerarios para una novela futura.

          En los enlaces abiertos en Los perros de la lluvia o haciendo clik sobre la fotografía superior se puede adquirir el texto incluido en el libro, directamente en la página web de Shangrila Ediciones.

          Debo dar las gracias los miles de lectores que han pasado por aquí y leído este ensayo, a los que además comentaron sus impresiones y a quienes amablemente me enlazaron para su difusión.

         Si les gustó Richard Ford y la literatura americana, les emplazo a comprar el libro. El cuarto itinerario de un mapa escrito para encontrar las claves de una posible novela futura y perdurable.

Categorías:literatura

21 replies »

  1. Para mí uno de los mejores artículos que has escrito, lo leí hace ya un tiempo, hoy sólo lo he estado hojeando. Sin embargo tengo una pequeña objeción, y es que creo que el formato blog no hace justicia al texto, mejor en pdf o en papel me parece.
    Y hablando de literatura norteamericana -aunque sin venir mucho a cuento-, ya he visto la adaptación cinematográfica de “La Carretera” y ay ay ay, que salí del cine con los pelos como escarpias y conteniendo los sollozos. No quiero ni pensar qué hubiese ocurrido si no me llego a saber el final.
    Nada más, besetes bisous.

    • Haciéndote caso, termino de colgar el texto en PDF. Mil gracias por los comentarios sobre el artículo, sabes cuanto sudé para escribirlo y creo que el resultado es al menos digno. Sobre La carretera, es una extraordinaria novela, aunque luego el autor me decepcionara de un modo inaudito, como si pareciera increíble que un tipo tan mediocre y pagado de sí mismo pudiera escribir un libro de esa extraordinaria belleza, con esa fuerza metafórica que quita el aliento y obliga a quitarse el sombrero. No te pierdas Meridiano de Sangre, el tio Harold insiste en que es la mejor novela norteaméricana de los últimos años del siglo XX, quizá algo excesivo, pero desde luego pudiera ser.
      Un beso y hasta pronto…

      • Hace poco leí “Hijo de Dios”, una novela cortita de este autor. Los paisajes no son apocalípticos pero sí igual de ásperos y salvajes. Creo que no me gustó tanto porque en “La carretera” hay al menos algunos hombres buenos y en esta novela no los encontré.
        Leí en algún sitio que Cormac McCarthy había sido vagabundo -y no resulta muy disparatado pensarlo después de ver lo que escribe-, quizá por eso está tan pagado de sí mismo.
        En fin, buscaré “Meridiano de Sangre” cuando tenga tiempo o ganas o concentración, gracias como siempre por la recomendación.
        Suscribo todos los comentarios de este artículo. Felicidades otra vez.
        Ya nos vemos, ;-)

  2. De nuevo impactada. El artículo es de una profundidad y un rigor impresionantes. Me he quedado muda, lo he leído de arriba abajo, aunque estoy de acuerdo con el primer comentario. ¡Cuélgalo en PDF!.
    Enhorabuena por un texto tan brillante, agudo, ilustrativo y divertido sobre la figura de un autor de la categoría de Richard Ford. Recomendaría en cualquier universidad del mundo este texto como introducción a la literatura norteamericana. No tiene desperdicio

    • Muchas gracias por el comentario Silvia. Es verdad que la extensión del texto hacia poco propicio el formato blog. Ayer colgué el artículo en PDF. Una vez más, bienvenida a los Perros de la lluvia
      Un saludo

  3. Querido compañero, no dejas de sorprenderme. Si yo fuera Richard Ford vendría hasta tu cuidad y te haría un regalo. Es un texto agudo, complejo, lleno de ideas brillantes y en su mayoría acertado. tengo alguna pequeña objeción a tu lista de autores norteamericanos, aunque suscribo a la myoría. Yo añadiría a Wallaces Sterne y a Phillip Roth, quizá también a Joyce Carol Oates, pero en general preciso y vibrante, perfecto para alcanzar a dirimir una idea de la literatura norteamericana, y a la vez una espléndida reflexión filosófica sobre el mundo contemporáneo y sus absurdos. No podría definir el texto como crítica literaria pura, pero la verdad es que contigo, eso es imposible. Nunca logro precisar si escribes ficción-ensayo, ensayo, teoría literaria, filosofía o sociología, pero siempre me entusiasmo con tu prosa. Felicidades por el post…
    Un abrazo.

    • Querido Carlos,
      Si Richard Ford viene a esta ciudad a verme no sabría donde meterme. Contemplé la posiblidad cuando escribí el artículo de haberme dejado en el tintero a un puñado de extraordinarios escritores norteamericanos, pero debía elegir un listado de autores para mí representativos que me apasionan. La lista no es un dogma de fe, quizá esté ahí como referencia y su intención sea que el posible lector la complete. Por ejemplo, hubiera metido alguna novela de Paul Auster, aunque no todas me parecen extraordinarias. Lo mismo me sucede con Joyce Carol Oates, capaz de obras maravillosas como La hija del sepulturero, pero también de algún que otro bodrio prescindible; quizá la buena de Joyce escribe demasiado, no lo sé. Me dejé quizá a propósito a Flannery O´connor, aunque tal vez fue porque a pesar de mi rendida admiración a sus cuentos, palpita demasiado en ellos el peso de la religiosidad yankee y eso, como escépctico europeo, me duele. Wallace Sterne quiza sí es un olvido imperdonable, pero ahí estás tú para recordarlo. En fin, me alegra una vez más tu participación y tus comentarios alentadores. Sobre Phillip Roth no hablo, me puedo granjear demasiados enemigos si digo lo que pienso, así que ese, es un gesto de obviar premeditado.
      Yo tampoco sé que es lo que escribo exactamente, muchas veces digo que lo que puedo y mi limitadísimo tiempo me permite.
      Un abrazo muy fuerte

  4. Realmente me dejas impresionada con tus enormes conocimientos,
    con tu capacidad para emitir juicios críticos, con el estilo
    de tu prosa.
    Estoy segura de que has hecho algo muy bueno pero he de reconocer
    que mi cultura literaria es más limitada y no me atrevo a entrar en
    profundidades. Sólo me queda felicitarte una vez más por todas tus
    facultades.

    PS: Pas de problème avec lui, ceci, cela, celui-ci ou celui-là
    A bientôt. Bises.

    • Atrevete, Zaxanercis, todo lo que sé es como lector voraz, por intuición avariciosa de tragarme libros, subrayarlos, destruirlos, meterlos en la bañera, arrugarlos junto a mi mesa de trabajo, deglutirlos y luego expusarlos en uan ceremonia salvaje y alocada, a menudo sin rigor, sólo con pasión, y otras veces poseído como la niña del exorcista, prendido de deseo y de sensualidad hasta el dolor. Algunas palabras me queman, otras me acarician como madres protectores, me insultan, me halagan como plumas sobre una piel desnuda. Cuanto más leo crítica literaria más me espanta el morro que tienen algunos, y lo común de los argumentos y líneas maestras. Atrevete a hacerlo porque la crítica literaria está muerta, y aunque lo hagas de un modo tan imperfecto y subjetivo, tan balbuceante y torpemente como yo. A mi me gustan los escritores que hablan genersosos acerca de libros y autores, como Vila-Matas o Kundera, o Carlos Fuentes o Vargas Llosa etc…, también el trabajo de esos profesores que contemplan la literatura como una pasión necesaria para la vida, como un placer estético lleno de sensualidad y goce casi físico, como si la prosa o los versos curaran más qu elos barbitúricos y las farmacias. Es una cuestión de embriaguez y a mi, afortunada o desgraciadamente, siempre me pirro la ebriedad. Muchas gracias por leer semejante mamotreto. Un placer, comme toujurs, tenerte entre los perros de la lluvia.
      Ya me explicarás el sentido de la frase en francés, tienes mi correo en una de estas esquinitas del blog.
      Un beso muy fuerte

  5. Le leamos por donde le leamos…es usted fantÁstico, maraVillo, eXtraordinario…que conste, que despues de leer su artículo, he tenido que abrir ventanas. La habitación se había quedado sin oxígeno…

    Besos Mil.

    • Querido Hilvanes,
      Como siempre tan generoso. No sólo me encanta tu participación en Los perros de la lluvia, sino que además, con tus palabras de ánimo me llenas de entusiasmo y de empuje. Te doy las gracias por la lectura, que reconzco larga en ocasiones, y sobre todo por esas palabras que me ayudan a continuar aunque el tiempo sea una fugaz aparición de breves instantes de paz tan extraños.
      Un abrazo muy fuerte. ¡Pedazo canción Frente a frente!

  6. Magnífico artículo! Reconozco -como dijo alguien más arriba- que el formato de blog, hace que se pierdan detalles valiosísimos de tu escritura.

    Lo he leído tres veces, pero conservo (la fortuna o la desgracia) de marcar con lápiz los párrafos o las ideas que más me alcanzan, que más me alborotan o que más me desnudan…¡¡¡cosa que no he podido hacer!!!

    Ahora que lo has dejado en pdf, lo voy a imprimir y entre tanto silencio que corta el notable bullicio, me daré el gusto de señalar lo que me ha subyugado de tu análisis.

    Igual reconozco que sacando Bukowski,la generación beat y Faulkner…poco de literatura norteamericana se deja tentar por mis reclamos en las librerías…Ansío, por siempre, la europea.

    Será cuestión de leer algo de este Ford, quizás…

    Un enorme beso para vos…y gracias.

    • ¡Cuanto tiempo, Cleopatra! Siempre es un motivo de alegria saber que de vez en cuando te cuelas en Los perros de la lluvia entre mis tostones. Espero que tu nueva vida sea hermosa -¡cuéntame algo, sé que esperabas algo muy hermoso!- y que la vieja Europa haya quedado ya lejos, tan brumosa y gris, tan rica superficialmente y fabulosa en sus tesoros artísticos. Es verdad lo del formato blog para un artículo tan largo, por eso estoy filpando que lo hayas leído tres veces. Aunque el texto está editado en formato PDF en Shangri-La, en agosto del pasado año, me decidí a colgarlo a su vez en Los perros de la lluvia por varias peticiones que me hicieron enter lso comentarios y por correo electrónico. La literatura norteamericana está llena de sorpresas y de hallazagos. Si con el artículo consigo que leas a Rcihard Ford ya tengo recompensa. Es verdad que mis queridos beatniks fueron parte de mi vida mucho tiempo, pero te aseguro que la tradición delos USA en literatura alcanza cimas extraordinarias, quizá no tan exhuberantes e intelectuales como las europeas, a veces, es verdad, demasiado directas, pero hay autores majestuosos, que no cabría situarlos en un selección regional por su valor. La buena literatura no posee nacionalidad, a lo sumo tan sólo referencias de su espacio geográfico. te aseguro que a estas alturas, me refiero a la literatura que se publica, salvo contadas excepciones, que las hay, prefiero a los jóvenes norteamericanos que alos escritores de éxito europeos. Nosotros tenemos una tradición de quinientos años de novelas y siglos de poesía, pero estoy convencido aunque me duela que la mayor parte de las obras narratvias más interesantes se encuentra actualmete en tu continiente y los Estados Unidos, por ambición, por talento, por deseo de buscar, por inquietud.
      Espero que estés bien, muy bien. Un beso muy fuerte

  7. ¡Excelente artículo y magnífico blog! Me ha convencido a la primera y lo enlazaré al mío. De todos modos he de decirle que, coincidiendo con la observación de Carmen, quizás el formato del blog no sea el más propicio para la densidad y la extensión de sus artículos.

    • Gracias por los comentarios halagadores y por haberme enlazado en tu blog. Hago lo propio, me gusta la selección que has hecho, tus notas sobre literatura. Por cierto, siento mucha curiosidad por tu libro de cuentos. Voy a ver si en breve lo encuentro disponible.
      Sobre el asunto del papel, es evidente que el blog tiene las límitaciones que tiene. El artículo fue publicado por la revista Shangri-La Derivas y ficciones a parte en agosto del 2009. De todas formas, entre tú y yo ¿conoces alguna revista, e incluso alguna revista de literatura o semanario cultural, que se atreva a editar este tipo de artículos? tengo la sensación de que se extinguió ese tiempo inquieto, así que de momento, con mis PDF de andar por casa y ciertas aventuras de algunos otros locos del estilo que se arriesgan a editar artículos de esta índole trato de ir sacando los textos que me queman.
      Un gusto que pases por Los perros de la lluvia. Me voy de viaje, pero en cuanto vuelva espero tener ya disponible El mal de Q.
      Un abrazo.

      • Espero que la lectura de El mal de Q. (editado por Candaya) te sea placentera. Quizás tus artículos puedan interesar a revistas como Claves, que edita el grupo Prisa, o Revista de Occidente, aunque también es cierto que es muy difícil romper el anillo defensivo. Como bien sabes, no basta con escribir bien y con conocimiento de causa sino ser de la tribu. Un abrazo.
        p.d. Espero tu opinión sobre El mal de Q.

  8. He venido porque tu hermano es tu mejor seguidor y me sugirió que te leyera. No tengo los conocimientos que pareces tener tu..así que entré y como ví que tus comentarios son extensos me tiré al que mas me interesaba ..que es la literatura norteamericana y que me gusta en especial por eso mismo que pusiste ( que tiene algo infantil, con protagonistas hiperactivos , frases cortas y sin pedanterias que me distraen tanto ).Lo he leído con entusiasmo y he tomado algunas notas.Mi nombre es Berta y da por seguro que seguiré leyéndote. Un abrazo.

    • Bienvenida a Los perros de la lluvia, Berta.
      Gracias por el comentario. Mi hermano me habló de ti, así que me alegro dos veces por tu participación. La literatura norteamericana tiene esas cosas, esa mirada particular, directa, a menudo extraordinaria hacia la vida. Nos llenaron de asuntos nuevos que tratar en literatura, se hicieron queridos por su inmediatez, por ese particular modo de conceder importancia al lector. Entre los mejores escritores del siglo XX hay un buen puñado de autores norteamericanos de primer nivel. De todas maneras, no se debe olvidar que la novela es una invención europea, y que además, como género literario, como patria del lenguaje, no tiene nacionalidad. No existe una sola lengua que no tenga un puñado de obras maestras, y es cierto que nuestra atracción por los USA está llena de factores culturales y sociales impuestos pro su preponderancia publicitaria y su tendencia al cultura de masas. Todo lo yankee nos es familiar.
      Hay frases largas que no tiene nada de pedantes y por el contrario, hay escritores de frase corta que producen rubor por su artificio y su mediocridad. Al final la prosa es un ritmo vital de cada escritor, y la historia de novela es en sí misma un país. Sólo hay que entrar en ese maravilloso mundo. Luego descubres que todas las culturas, de una u otra manera, quisieron contar historias y utilizaron para ello una forma y un fondo, trataron de componer un artefacto que les permitiera acercarse, simbolizar o construir metáforas de su existencia. Ahora sólo te resta ir cruzando fronteras despacio. Salir de Nueva York y dirigirte a Moscu o a santiago de Chile, o a Paris, o a Lima, o tal vez a Roma o a Venecia.
      Un abrazo.
      Hasta pronto.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s